martes, 14 de abril de 2015

En tinieblas

Aquella mañana no amaneció. El sol no salió a su hora. Estaba muy ocupado besando a la luna. El eclipse dejó todo a oscuras para que nada molestara a los amantes.


Foto: Carlos Timiraos.


(Publicado en MeGustaEscribir)

2 comentarios:

  1. Hermoso relato que rezuma ternura por doquier. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Oskar. Me alegro que te haya gustado mi relato. Un saludo

      Eliminar