viernes, 17 de febrero de 2017

Disgusto mañanero

Al llegar a la oficina me dijiste «te odio». No entendí nada. Sonreíste. Te miré sorprendido y continué andando por el pasillo. Sobre mi mesa había un regalo. «Te odio» gritaste entonces desde tu despacho «y Feliz San Valentín».
-------
Con este microrrelato participé en el concurso "Microcuentos de amor para San Valentín". No resulté ganadora (¡otra vez será!) pero eso no me quita la alegría al ver mi "Disgusto mañanero" publicado en la web de Microcuento.es . Gracias por ello, compañeros de letras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario